Gestión de cambios

Los datos en un modelo BIM se almacenan en un archivo compartido, de forma que cualquier modificación del diseño del edificio se replicará automáticamente en cada vista, sean planos de planta, secciones o alzados. Se consigue así, no sólo agilizar la creación de la documentación, sino también proporcionar una garantía de calidad y rigor en la coordinación automática de los diferentes agentes intervinientes en el proyecto, tanto colaboradores como clientes.