¿Cómo podemos beber un agua más saludable?

 

Existe un número considerable de problemas graves de salud que pueden producirse como consecuencia de la contaminación química del agua de consumo. Aunque los países avanzados han abordado esto de manera exitosa, lo cierto es que el riesgo continúa siendo un tema relevante.

 

Algunos pequeños cambios en nuestros hábitos pueden hacer una enorme diferencia. Aquí te los contamos en la nueva cápsula de nuestra CEO, Rita Gasalla.

¿Por qué importa el tipo de luz que utilizamos?

 

Los ciclos circadianos son ritmos biológicos sincronizados con las fluctuaciones de luz y oscuridad de la noche y el día. Su importancia para  nuestra salud es tanta, que están relacionados con nuestra regulación hormonal y nuestras funciones cognitiva, inmune y reproductora. Después de nuestra última cápsula sobre la luz, nuestra #CEO, Rita Gasalla, aborda un aspecto tan relevante como desconocido: la temperatura de la luz.

¿Por qué es importante la luz?

 

“Donde entra el sol, no entra el médico” dice el refrán. Y lo cierto es que la luz natural tiene enormes beneficios en nuestra salud, incluyendo la mejoría en la visión, en la calidad del sueño, y una reducción de los síntomas en miopía, fatiga ocular, dolor de cabeza y depresión.

¿Cómo nos afecta el ruido?

 

La contaminación acústica se encuentra entre los cuatro factores medioambientales con mayor impacto en la salud, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

 

Al exponernos a niveles altos de ruido se produce una pérdida de capacidad auditiva, a niveles mucho menores, el ruido produce malestar y dificulta o impide la atención, la comunicación y el sueño, e incluso altera el proceso cognitivo y reduce la capacidad de concentración, por lo que afecta al rendimiento.

 

También puede ocasionar estados crónicos de nerviosismo y estrés, lo que a su vez, lleva a trastornos psicofísicos, enfermedades cardiovasculares y alteraciones del sistema inmunitario. En esta oportunidad Rita Gasalla, CEO de #Galow, habla de este factor cuyo impacto en nuestra salud es enorme.

¿Edificios enfermos o enfermantes?

 

Nuestro estado de salud y niveles de bienestar están estrechamente ligados a los lugares en los que vivimos y trabajamos.

 

Desde los años 80, la Organización Mundial de la Salud ha utilizado el término de Síndrome del Edificio Enfermo como “un conjunto de molestias y enfermedades ocasionadas en las edificaciones”. Esas enfermedades se dividen en físicas, mecánicas y químicas.

 

Pero el verdadero asunto con los “edificios enfermos”, es lo enfermantes que pueden llegar a ser para las personas.

 

Rita Gasalla, CEO de Galöw, habla sobre el impacto que los edificios tienen en nuestra salud y en qué podemos hacer para prevenirlo.

¿Por qué debería preocuparnos el plomo?

 

El plomo ha sido catalogado como probable carcinógeno en humanos y todos estamos expuestos al mismo a través de la alimentación, que es la principal vía de exposición en los seres humanos.

 

En esta oportunidad hablaremos de los efectos del plomo en la salud de las personas, especialmente en mujeres embarazadas y niños.

¿Qué es y por qué nos afecta el amianto?

 

El amianto, muy utilizado por la industria de la construcción en el siglo XX y prohibido en la mayor parte de los países europeos en los años 80, es un serio riesgo para nuestra salud, invisible y latente, que se encuentra en hibernación en muchos de los elementos que nos rodean, especialmente en construcciones antiguas.

Desde Galöw queremos crear conciencia sobre los efectos que pueden tener en nuestra salud los materiales con los que están construidos los espacios cerrados, esos en los que pasamos alrededor del 90% de nuestra vida.

2018

2017