“Tecnología para humanizar: Reinventando las Ciudades”. Estamos Como Queremos,Radio5.

 

Estamos Como Queremos Con Alfonso VegaraLa CEO de Galöw, Rita Gasalla y el arquitecto Alfonso Vegara, fundador y presidente honorario de Fundación Metrópoli, charlan en «Estamos como Queremos» , un programa de Radio 5  dirigido y presentado por la periodista Elena Marquínez, sobre las ciudades del futuro. 

Las ciudades, motores de la economía global, son además clave en la lucha contra el cambio climático y la pobreza. Clave para transformar la vida de sus ciudadanos y cuidar de su bienestar y su salud.

Se calcula que entre el 80% y el 90% de la población mundial vivirá en 2050 en las ciudades. Las nuevas tecnologías, programas creados por la Inteligencia Artificial, nos permiten diseñar las ciudades del futuro, haciéndolas más eficientes, sostenibles, seguras y saludables.

 

Escuchar aquí el programa completo

 

 

 

Rita Gasalla sobre ciudades cardiosaludables en Estamos como Queremos, Radio 5

Estamos Como QueremosRita Gasalla, CEO de Galöw y el doctor Carlos Macaya, presidente de la Fundación del Corazón, charlan con la periodista Elena Marquínez, directora y presentadora del espacio «Estamos como queremos» sobre el papel de las ciudades en la prevención de las enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte en el mundo.

Como explicó Gasalla,  la Arquitectura Saludable puede hacer mucho para mejorar la salud cardiovascular de los ciudadanos, promoviendo el ejercicio físico con zonas peatonales que resten protagonismo al coche. También con la arquitectura de elección, que es aquella que nos presenta las opciones más saludables que nos alejan del sedentarismo.

De esta forma, además de mejorar nuestra salud, ayudamos a reducir la contaminación atmosférica y acústica que tanto daño causan en nuestras ciudades;  fortalecemos la relación de las personas en su comunidad; promovemos el ahorro energético y contribuimos a respetar el medio ambiente.

 

Escucha aquí el programa completo.

Qué es la neuroarquitectura y cómo puede mejorar tu vida.- Artículo de Rita Gasalla en Elle Decor

 

Rita En Elle Decor 2

Uno de los grandes aprendizajes que nos está dejando la pandemia es que el entorno en el que vivimos y trabajamos influye en nuestra salud, nuestro estado de ánimo y nuestra productividad.

¿Qué es lo que pasa en nuestro cerebro cuando día tras día tenemos que movernos en ciertos espacios cerrados? ¿Qué reacciones provocan los diferentes colores, proporciones, las vistas, la iluminación, la calidad del aire o los sonidos?

Hoy podemos responder a estas preguntas gracias a la neuroarquitectura. Podemos incluso saber cómo impactarán los espacios que estamos proyectando en las personas que los van a ocupar antes de su construcción. Esto importa ya que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), nos pasamos de promedio el 90% de nuestra vida en espacios cerrados. Nuestro entorno, el más próximo de nuestras viviendas u oficinas, y el más amplio de nuestros barrios y nuestras ciudades, impacta en nuestra salud y procesos cognitivos. Está probado, por ejemplo, que tener zonas verdes próximas reduce los niveles de cansancio mental y estrés y aumenta nuestro bienestar.

La neuroarquitectura es un área de la arquitectura que, con datos y evidencias científicas en mano, analiza de forma objetiva y sistemática cómo los espacios construidos modifican nuestras emociones y nuestras capacidades. Su objetivo es construir espacios que mejoren la productividad y el bienestar de las personas. Esta disciplina, traslada las sensaciones que nos provocan los espacios a datos medibles, lo que nos permite analizar desde el punto de vista científico qué nos provocan los espacios construidos y buscar soluciones utilizando herramientas médicas e innovaciones tecnológicas.

Artículo completo publicado en Elle Decor el 24 de enero de 2022.

Leer en Elle Decor Italia

 

Balance 2021 y previsiones para el 2022.- Entrevista a Rita Gasalla en Ecoconstrucción

 

 

 

 

Entrevista Ecoconstrucción

 

Entrevista a Rita Gasalla, CEO de Galöw Arquitectura Saludable en Ecoconstrucción (12 enero 2022).

 

¿Cuáles han sido los hitos principales del sector en 2021?

Este ha sido un año intenso para el sector de la construcción, pero si hay que hablar de un hito, creo que podemos señalar al cambio de paradigma que la pandemia ha impulsado en nuestro campo, por la necesidad de protegernos, de vivir y trabajar en espacios seguros y confortables.

Hemos entendido que necesitamos la arquitectura saludable, espacios ventilados, luminosos, sin ruidos, seguros, flexibles, accesibles, con vistas…Pasamos entre el 80% y el 90% de nuestras vidas en espacios cerrados y, por lo tanto, el impacto que tienen en nuestra salud mental y física es determinante.

Una de las mejores noticias del año han sido los fondos europeos Next Generation que están impulsando la rehabilitación e imponiendo el cambio a la sostenibilidad, accesibilidad y digitalización. Estos fondos abren un nuevo horizonte transformador hacia la arquitectura saludable, que es la arquitectura del futuro porque además de ser social es rentable.

¿Y de su organización?

En el caso de nuestra empresa, Galöw Arquitectura Saludable, trabajamos e investigamos desde hace más de 20 años en mejorar el bienestar de las personas en los espacios que habita.

Al pensar en el bienestar físico y mental de las personas, estamos protegiendo no solo al individuo, sino también a las familias, a las empresas, a la sociedad en su conjunto y, por supuesto, a la economía.

En el caso de los espacios de trabajo y hoteles, nuestra especialidad, el objetivo es conseguir que los empleados y clientes se sientan confortables, inspirados, seguros y tranquilos en unas instalaciones que van mucho más allá del cumplimiento de los requisitos sanitarios, y que mejoran la productividad, garantizan la continuidad operativa y, con ello, la sostenibilidad de las empresas.

Las subvenciones con cargo a los fondos Next Generation están impulsando como decía antes, los proyectos y obras sostenibles y saludables, y nosotros, desde Galöw, ayudamos a empresas y particulares a solicitar y gestionar esas ayudas.

Durante 2021  nos han demandado especialmente la aplicación de los principios de la Neuroarquitectura en el diseño de los espacios de trabajo, con los que, basándonos en evidencias científicas, mejoramos el bienestar mental de las personas, su concentración y su productividad. Tener esa sensación de serenidad, reducir el estrés y sacar el máximo partido posible a nuestro trabajo intelectual se ha hecho más necesario y relevante en las circunstancias que vivimos.

La salud mental precisamente es uno de los grandes retos a los que se enfrenta la sociedad actual y en este terreno la arquitectura saludable y la neuroarquitectura tienen mucho que aportar, y hoy son mucho mejor comprendidas en toda su dimensión.

¿Cuáles cree que serán las tendencias para 2022?

La salud y el bienestar de las personas van a seguir encabezando la lista de prioridades de familias y empresas. El nivel de alerta por la pandemia irá variando con el paso del tiempo, y esperemos que se disipe la preocupación colectiva lo antes posible. Pero debemos extraer una enseñanza clave: los edificios que construyamos o reformemos han de ayudarnos a ser más resilientes ante nuevas situaciones de emergencia y salud pública en el futuro.

La arquitectura saludable no es una moda pasajera. Nunca lo fue. Así es que, en 2022, seguiremos proyectando y construyendo espacios cada vez más innovadores y saludables; que fortalezcan el sentido de pertenencia a las organizaciones; más flexibles; capaces de albergar distintas actividades y usos en sus espacios; accesibles e integradores; sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030

Muchos de ellos están en nuestro ADN, los vivimos en el día a día de nuestro trabajo.  Empezando por el número 3, que se refiere a la salud y el bienestar, para garantizar una vida sana y promover el bienestar de las personas. El ODS 6 sobre el agua limpia y saneamiento, para garantizar la calidad del agua que consumimos es fundamental para evitar enfermedades; el 7, sobre energía asequible y no contaminante; el 11, referido a ciudades y comunidades sostenibles…Todos esos objetivos están en nuestra hoja de ruta, en el desarrollo de nuestros proyectos y en la ejecución de nuestras obras nuevas o de rehabilitación.

Nuestro propósito para este año es seguir avanzando en esta senda, aplicando criterios científicos y los estándares más avanzados e innovadores que nos permitan seguir buscando la excelencia en el bienestar de nuestros clientes y de la sociedad en su conjunto.

 

Entrevista publicada el 12 de enero de 2022 en Ecoconstrucción.

Rita Gasalla (Galöw): «La arquitectura saludable es un elemento diferenciador frente a la competencia».- Alimarket

Rita Gasalla En Alimarket Ok

Rita Gasalla es la CEO de Galöw, un estudio que se define como pionero en el concepto de Arquitectura Saludable e Interiorismo. Su objetivo declarado es ayudar a grandes empresas, hoteles y edificios residenciales a diseñar, construir y transformarse en espacios en los que el bienestar y la salud
de las personas son la prioridad. Rita Gasalla, que además ejerce como presidenta del Observatorio de Arquitectura Saludable – OAS, es una de las profesionales consultadas por Alimarket Hoteles y Restauración para la elaboración del Informe 2021 de Interiorismo en Hostelería, de próxima publicación.

Alimarket: ¿Ha cambiado la pandemia la forma de diseñar los espacios en hoteles y restaurantes? ¿Qué aspectos serían los más relevantes?

Rita Gasalla: Desde luego hemos detectado un creciente interés de nuestros
clientes por garantizar no solo el confort, la belleza y la seguridad de los espacios, sino también por buscar una experiencia de cliente realmente
diferenciadora y profunda, que sea capaz de marcar la diferencia entre
querer volver o no a un establecimiento. La preocupación por la salud ha
pasado a ser prioritaria. La pandemia ha cambiado el enfoque que hasta
ahora dábamos a los espacios públicos y privados y, de un tiempo a esta
parte, se ha entendido y se está interiorizando la utilidad de la arquitectura
saludable y la neuroarquitectura que nosotros practicamos.

Anteponer la salud y el bienestar de las personas a otros aspectos en los proyectos y en la construcción, se ha convertido en una necesidad y una
cuestión estratégica. Porque hemos visto que el mantenimiento de la
actividad en hoteles y restaurantes depende de la calidad de los espacios
que ofrezcan a sus clientes. En este sentido, hablamos de Salud Pública, de
responsabilidad empresarial y también de retorno económico. Esa es la razón por la que creo que la arquitectura saludable es la arquitectura del futuro es porque además de ser social es rentable. Sin duda esta crisis nos ha servido para reenfocarnos en lo importante, el bienestar físico y mental de las personas.
Y no se trata de una moda pasajera. Es un nuevo estilo de vida de una
sociedad que se ha enfrentado a una pandemia de gravísimas consecuencias
y que quiere estar preparada frente a retos futuros. En mi opinión, algunos
de los aspectos más relevantes a tener en cuenta a la hora de diseñar y
construir hoteles y restaurantes son disponer los espacios con proporciones, colores y materiales que generen bienestar mental, según los criterios marcados por la neuroarquitectura y cuidar la calidad del aire, de la
iluminación y de la acústica, para que los espacios sean saludables.
Sabemos que podemos mejorar el bienestar de las personas si disponemos
de ventilación cruzada; que tener cerca plantas naturales mejora el bienestar mental y el rendimiento; que disponemos de la opción de crear espacios mediante la arquitectura de elección, que es aquella que promueve el uso de la opción más saludable; que los espacios deben ser flexibles y adaptables a las necesidades cambiantes; que necesitamos espacios exteriores y de soleamiento así como orientados al sur y maximizar el disfrute de las vistas si las hubiera. No se trata de encarecer el proyecto sino de enfocarlo adecuadamente para que, con una inversión mínima, tengamos grandes beneficios para la salud de las personas y para los establecimientos.

A.: ¿Qué tendencias en el diseño de hoteles y restaurantes se han
visto reforzadas por esta situación?

R.G.: Lo primero que hemos visto es la ventaja que ofrece diseñar espacios
que ofrezcan flexibilidad y adaptabilidad, especialmente que sean transformables de interiores a exteriores y viceversa, sin esfuerzo. También
que ofrezcan la posibilidad de cambio de uso, para poder optimizar el
rendimiento de los espacios ante los cambios continuos de circunstancias a
los que nos estamos habituando. A raíz de la pandemia todos nos hemos
hecho conscientes de la importancia de la calidad del aire que respiramos.
Los espacios de restauración y los hoteles han tenido que garantizar a sus
clientes que estaban en un entorno seguro, con aire limpio. Eso ha sido
posible gracias a la ventilación cruzada, a sistemas de ventilación mecánica
con medición, filtrado y purificación del aire y a los espacios exteriores en los que los clientes se sienten más seguros.

También ayudan a mejorar la calidad del aire el uso de materiales
fotocatalíticos, que en contacto con el aire y en presencia de luz son
potenciales reductores de la contaminación atmosférica y poseen
propiedades limpiadoras. Los clientes buscan seguridad y los hoteles deben
proporcionársela por muchas razones. La primera es que de esta forma
procuran bienestar a los usuarios. La segunda razón es que es una manera
de fidelizar a sus clientes. Y, por último, cuidarán de sus empleados,
reduciendo hasta un 30% el absentismo laboral y aumentando el
compromiso y la productividad de la plantilla. Sin lugar a duda, la
arquitectura saludable es un elemento diferenciador frente a la competencia
y a gran escala puede ser la gran baza del sector turístico en España.

A.: ¿Se han incorporado conceptos nuevos de diseño tras la
pandemia?

R.G.: Los dos conceptos principales que se han aplicado son: saludable y
flexible. Hemos visto hoteles que convierten sus habitaciones en espacios de
coworking de lunes a viernes y que reciben turistas los fines de semana.
Hemos visto hasta hoteles convertidos en hospitales. Los hoteles se han
abierto a las necesidades de nuestra sociedad, siendo capaces de ofrecer
soluciones imaginativas frente a los problemas. Y aunque hemos pasado lo
peor seguimos viviendo un periodo de incertidumbre, en el que flexibilidad y la innovación son criterios que se han convertido en necesarios. Hemos
aprendido que tenemos que estar preparados para todo. Se ha producido un
cambio de paradigma que ha colocado a la salud en el lugar prioritario. Si
somos capaces de garantizar el bienestar físico y mental de las personas,
somos sociales, rentables y sostenibles.
A partir de ahí, flexibilidad y adaptación. Los hoteles tienen la función
principal de ofrecer la mejor calidad de sueño posible a sus huéspedes y
para eso es clave la arquitectura saludable y la neuroarquitectura. Pero,
además, pueden ser lugares híbridos, de trabajo, teletrabajo o encuentro.
Sus estancias deben estar preparadas para tener una funcionalidad
cambiante, dependiendo de las circunstancias y las necesidades de negocio.

A.: ¿Puede citar algún ejemplo de hotel o restaurante diseñado/ejecutado recientemente por su compañía?

R.G.: Si tuviera que escoger, sería por un lado ‘The Observatory’, el
restaurante en la última planta del Hotel ‘Puerta América’, de Madrid. Es una especie de oasis en la gran ciudad con unas vistas únicas y un jardín vertical magnífico. En ese mismo hotel, también tuvimos oportunidad de diseñar y construir su nuevo lobby. En el proyecto aplicamos materiales y soluciones técnicas para fomentar la salud de los usuarios, redistribuyendo accesos y dependencias operativas y de clientes para optimizar el funcionamiento y cuidando el aire, acabados, luz y colores. El objetivo era conformar un marco funcional, saludable y elegante, que generara una experiencia profundamente diferenciadora para los huéspedes de un hotel de cinco estrellas. Alojarse en un hotel debe convertirse para los usuarios en una experiencia única, agradable y emocionante, de manera que termines tu
estancia allí con ganas de volver.

Leer+

 

 

Seminario «Ciudad Saludable. Ciudad Próxima».- El Día de Córdoba

Seminario Córdoba 1

(Córdoba, 17 septiembre 2021). – Una decena de expertos procedentes de diversos puntos de España (Madrid, Málaga, Granada y la propia Córdoba) han participado hoy en la webinar Ciudad Saludable. Ciudad Próxima, una actividad incluida en el programa de actividades de la Semana de la Movilidad. Los participantes han analizado el rediseño de la ciudad de “forma saludable” y, como ha puntualizado el arquitecto urbanista y coordinador del seminario, Antonio Bolívar, han contado sus experiencias para favorecer un “urbanismo saludable y un desplazamiento de proximidad, seguro y cómodo”.

La arquitecta Rita Gasalla, CEO de Galöw Arquitectura Saludable y presidenta del Observatorio de Arquitectura Saludable de Madrid, ha abundado en la necesidad de recorrer el camino hacia las Healthy Smart Cities para velar por la salud colectiva y la esperanza de vida cuidando las condiciones de los edificios.

Para Gasalla,  «necesitamos un nuevo acuerdo social que priorice la salud de las personas a través de los edificios y las ciudades». 

«La reciente crisis global ha demostrado que el entorno urbano en el que vivimos tiene una enorme repercusión en nuestra salud  y calidad de vida», aseguró.

Leer+

 

Arquitectura saludable a través de la monitorización de datos.- Rita Gasalla en Capital Radio

Rita Capital Radio 1

 

La CEO de Galöw, Rita Gasalla explica la aplicación de los datos a la arquitectura saludable en el programa Data is in the Air de Capital Radio. Gasalla ha destacado que las personas pasamos el 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados y que estos impactan en nuestra salud y bienestar emocional.

Con la aplicación de las nuevas tecnologías,  el análisis de datos, y en definitiva de la neuroarquitectura, se consigue reducir el estrés y aumentar la productividad, por ejemplo.

«Lo estético es saludable. Cada persona y cada espacio es diferente, pero el arquitecto tiene que saber hacer un traje a medida», aseguró Gasalla durante la entrevista con Luis Vicente Muñoz, director y presentador de Data is in the air;  Esther Morales, socia de PiperLab, y Enrique Polo, vicepresidente de Salesforce Iberia.

La arquitectura saludable no es solo una «medicina preventiva» sino que además tiene la capacidad de mejorar la recuperación de personas convalecientes en espacios hospitalarios.

Escuchar+

 

“Las empresas que tienen un espacio saludable acaban siendo más excelentes y competitivas”.- Entrevista a Rita Gasalla en La Linterna de la COPE

Entrevista La Linterna(1)

 

“Las empresas que tienen un espacio saludable acaban siendo más excelentes y competitivas”. Son palabras de nuestra CEO, Rita Gasalla anoche en La Linterna de la COPE. Rita analizó con Ángel Expósito cómo la pandemia ha cambiado nuestros espacios, la forma en la que vivimos y trabajamos y qué podemos hacer desde la  arquitectura saludable 🌿

El bienestar físico y mental de las personas, que deben estar en el foco, influye en todo lo demás. Aire, ruido, iluminación y ergonomía son las cuatro claves sobre las que actuar para hacer de unas oficinas unos espacios seguros, saludables, competitivos y sostenibles.

Para Gasalla, «se puede hacer mucho por mejorar el bienestar laboral de las personas y su productividad (…) La iluminación puede mejorar nuestra productividad hasta un 5%; la calidad del aire puede mejorar los procesos cognitivos y  la ergonomía puede ser la causa de hasta el 45% de las bajas laborales».

 

🔊Escuchar + (minuto 36)

«La gran ventaja de la arquitectura saludable es que confluyen los intereses sociales con los económicos».- Mujer Emprendedora

La Ciencia Contra El Miedo

Entrevista de nuestra CEO Rita Gasalla  en Mujer Emprendedora,revista online de las mujeres emprendedoras y directivas.

Mujer Emprendedora.- ¿Qué le llevo a crear Galöw?

Rita Gasalla.- Galöw nació hace ya 21 años por una pasión, la arquitectura, y una necesidad, mantener la esencia de mis proyectos. Al acabar mis estudios, empecé a presentar mis primeros concursos, que otros se encargaban de construir. Pero me di cuenta de que nadie podría interpretar tan fielmente mis proyectos como yo misma. Esa es la razón por la que decidí emprender y poner en marcha una empresa que cuidara todos los detalles y que pusiera a los ocupantes de nuestros proyectos y obras en el centro. La filosofía de Galöw es poner el foco en la salud y el bienestar de las personas. Hablamos de bienestar físico y mental. Creamos y transformamos los espacios para que cuiden de nosotros y nos ayuden a sentirnos mejor, más sanos, más tranquilos, más concentrados y creativos.

ME.- Podría hablarnos de la importancia de la arquitectura saludable a día de hoy? ¿En qué medida la arquitectura puede beneficiar al bienestar de las personas?

RG.- Siempre ha sido importante. Incluso cuando no existía el concepto. Por ejemplo, en París, cuando la capital francesa era una ciudad medieval insalubre, que hemos podido ver recreada en Los Miserables. Todo cambió cuando Napoleón III encargó al barón Haussmann una transformación que frenó la expansión del cólera y otras enfermedades, y que convirtió París en la hermosa ciudad de la luz que hoy conocemos. La eficacia de la arquitectura como herramienta de salud se demostró también en los años 20 con el movimiento Moderno, que apostaba por el soleamiento y la ventilación y que contribuyó a reducir la mortandad infantil por tuberculosis. Como digo, siempre ha sido importante. Ahora, con la pandemia, hemos vuelto a tomar conciencia, porque necesitamos sentirnos seguros en los espacios cerrados donde existe mayor riesgo de propagación y contagio de la COVID-19.

Los beneficios de la arquitectura saludable por los que me preguntas son innumerables. Lo principal en estos momentos es el control de la calidad del aire en los espacios que habitamos, trabajamos o nos relacionamos con otras personas, y en lo que pasamos entre el 80% y el 90% de nuestras vidas. Esos espacios están hasta cinco veces más contaminados que el exterior. Monitorizando la calidad del aire y utilizando sistemas mecánicos de ventilación y purificación conseguimos preservar la salud y dar seguridad a las personas. También medimos el nivel de ruido, de radiaciones electromagnéticas, de gas radón, de iluminación y la calidad del agua, y con los datos en la mano, corregimos lo que sea necesario. Tenemos en cuenta todos estos factores que influyen en nuestro bienestar físico y mental y actuando sobre ellos, podemos mejorar la concentración, creatividad y productividad de las personas y reducir el estrés y otras muchas dolencias que impactan en el absentismo laboral. Todo influye en nuestro bienestar.

Leer+

El diseño también forma parte de la experiencia gastronómica.- TECNOHOTEL

Foro Interiorismo Hosteleria 1 1536x1152

(Madrid, 19 abril 2021).- La arquitecta Rita Gasalla, CEO de Galöw, fue una de las participantes en el IV Foro de Interiorismo organizado por Cement Design y ProBusiness Place con el título “360º en el diseño: franquicias, hotel y corporate”.

El encuentro sirvió para abordar la importancia de los espacios en los establecimiebntos de restauración. En su intervención, Gasalla destacó la importancia de apostar por la arquitectura saludable tanto en el diseño como en la construcción porque así se mejora la calidad de vida de las personas y ,por lo tanto, la viabilidad y productividad de los negocios.

«Los espacios deben responder, en la medida de lo posible, a las necesidades particulares de las personas y a la situación que viven en cada momento. El cuidado acústico, con buenos aislamientos así como luces regulables son algunos de los elementos que nos pueden ayudar a crear un espacio más saludable”, aseguró.

Leer+

El COVID está en el aire.- Entrevista en Espejo Público, Antena 3

 

Rita Gasalla En Espejo Público 13 Abril 2021Nuestra CEO, Rita Gasalla, explica en Espejo Público, el programa que presenta Susanna Griso en Antena 3,  algunas de las zonas donde hay más riesgo de contagio y la necesidad de ventilar los espacios en los que vivimos y trabajamos.

También es importante el uso de mascarillas en espacios pequeños, como los ascensores. Gasalla, arquitecta experta en arquitectura saludable recomienda utilizar adecuadamente la mascarilla en los ascensores y siempre que sea posible, evitarlos, utilizando las escaleras.

Otro foco potencial de contagio son los conductos de ventilación de las viviendas, a través de los cuales podría transmitirse el coronavirus de uno a otro piso. Los olores nos pueden dar la pista para saber si hay intercambio de aire entre viviendas y, por lo tanto, riesgo de contagio de SARS-CoV-2.

La ventilación de nuestros hogares es el gesto más rápido para evitar el virus,como ha explicado Rita en el programa de Antena 3.

Ver+

El foco en la arquitectura saludable – Entrevista en Gente Despierta, RNE

 

Entrevista Rita Gasalla En Gente Despierta

¿Hasta qué punto la arquitectura puede ser saludable?

La CEO de Galöw, Rita Gasalla, charla con Alfredo Menéndez, director y presentador de Gente Despierta, de RNE, sobre arquitectura saludable. Qué es, cuáles son sus principales claves y cómo podemos convertir nuestros espacios en lugares sanos y confortables.

«Con una reforma se puede mejorar muchísimo, aunque no hacer milagros. Podemos desde limpiar el aire interior, a aportar soluciones de iluminación para poder trabajar y dormir mejor», comentó Gasalla.

Con el auge del teletrabajo en los últimos meses, «nos han llamado mucho para instalar puestos de trabajo. Hemos puesto hasta cubículos cerrados para matrimonios que trabajaban en empresas de la competencia», precisaba la arquitecta.

Además Gasalla abordó con Alfredo Menéndez la llamada «ciudad de los 15 minutos» un modelo en auge en ciudades europeas como París; la importancia de los materiales que utilizamos en la construcción de viviendas y edificios; la seguridad en las oficinas o la situación de las mujeres en el campo de la arquitectura.

Escuchar+

El coronavirus propicia el auge de la arquitectura saludable- Entrevista en Madrid Directo, Onda Madrid.

Entrevista Madrid Directo OM

 

La pandemia del coronavirus ha disparado las reformas en viviendas y también los cambios de domicilio. Ganar en amplitud, abrir espacios y, a ser posible, tener jardín o patio se ha convertido en objetivo prioritario. about:blank

En este contexto, muchas personas consideran hacer la reforma de forma saludable, un concepto que también se aplica a la habitabilidad.

Rita Gasalla es CEO de Galöw Arquitectura Saludable: “Las casas se nos han quedado pequeñas. Antes las considerábamos casi como un espacio para dormir, pero ahora con el teletrabajo y la educación a distancia, se ha puesto de manifiesto que necesitamos espacios privados y acondicionados para estas actividades”, asegura.

La arquitectura saludable pone el foco en las personas y en la salud colectiva, cuidando las condiciones de salubridad, por ejemplo de la calidad del aire interior, que está 3 o 4 veces más contaminada que en el exterior, de promedio, asegura Gasalla.

Escuchar +

Arquitectura saludable y justicia social- Diario Responsable

Artículo Justicia Social

Solo hay que desplazarse desde algunas zonas céntricas a barrios periféricos de cualquier ciudad para percibir las desigualdades entre vecinos de una misma ciudad.

Cambian los paisajes urbanos, cambia la tipología de vivienda y cambia la vida en nuestro entorno. Algunas preguntas respecto a la vivienda merecen una reflexión: ¿Entra el sol en tu casa? ¿está bien ventilada y aislada? ¿Tienes terraza y buenas vistas? Son cuestiones que también podemos aplicar a otros espacios, como colegios y oficinas.

Y ¿cómo es tu barrio o tu ciudad? ¿Hay mucho ruido? ¿qué nivel de contaminación tiene? ¿Puedes llegar andando al trabajo? ¿Hay aceras amplias y accesibles?

Los confinamientos han dejado patente que el entorno importa y que necesitamos viviendas, edificios y ciudades que proporcionen calidad de vida a las personas que los habitan. Esos espacios, los más íntimos y los compartidos, influyen en nuestro bienestar y salud y definen nuestra relación con la ciudad. Son factores de justicia social.

Con esas premisas, es el momento de diseñar la ciudad del futuro, impulsando el gasto en vivienda social y planes de rehabilitación para todo tipo de edificios con el objetivo de mejorar la vida en los barrios.

Así, además de incrementar el bienestar de las personas, reducimos niveles de estrés y de contaminación y creamos empleo y riqueza para pymes y autónomos. Es un círculo virtuoso que empieza y termina en las personas.

Si queremos una sociedad más justa y sostenible, empecemos por transformar los espacios en los que pasamos el 90% de nuestra vida apostando por la arquitectura saludable.

 

Rita Gasalla en Diario Responsable, 19 de febrero de 2021.

Leer+

Saludable, pequeña y próxima: cuando la residencia se concibe como un hogar – La Vanguardia

La Vanguardia

 

Susana Rodríguez
Madrid, 31 jul (EFE).- Residencias de veinte plazas situadas en zonas donde han vivido los mayores y diseñadas según los principios de la arquitectura saludable, con elementos que les ayuden a optimizar sus capacidades. El concepto de residencia-hogar es tendencia en Europa y por él apuestan los expertos para que la vida «no se pare» en la ancianidad.

Adaptar el edificio a las necesidades de la persona y convertir la residencia en una unidad de convivencia más parecida a un hogar que a un centro asistencial es una de las características del modelo nórdico que expertos en arquitectura proponen para España.

«La idea es que puedas tener una vejez en las condiciones más similares a las que has tenido toda tu vida», explica la arquitecta Rita Gasalla, miembro de la Asociación de Profesionales de las Relaciones Institucionales (APRI), una plataforma multidisciplinar que busca la interlocución con las administraciones para que se tengan en cuenta las propuestas de los profesionales.

Gasalla, presidenta de Galöw, una empresa pionera en el concepto de arquitectura saludable, cree que es el momento oportuno para que el sector público y el privado reconsideren cómo deben ser las residencias, vean lo que ha fallado durante la COVID y sean receptivos hacia un modelo de centros asistenciales concebidos como una continuidad del hogar.

 

DIMENSIÓN Y UBICACIÓN, CLAVES PARA EL BIENESTAR

Esta arquitecta defiende que el diseño de las nuevas residencias debería basarse en dos principios: la dimensión y el lugar donde se ubican.
«Tienen que ser mucho más pequeñas. Las personas, cuando están en lugares enormes e impersonales, tienden a deteriorar su calidad de vida. A todos nos gusta vivir de la manera más parecida a lo que hemos vivido en familia», dice a Efe.

Evitar la masificación es uno de los preceptos de esta experta, que sitúa entre diez y veinte el número recomendable de internos en cada centro para que sea un hogar personalizado, donde el mayor tenga su espacio de privacidad, independencia y servicios indispensables.

Reconoce que pasar de instituciones de hasta trescientas personas a otras con solo una veintena requiere un cambio de mentalidad, además de inversión, pero alude al ejemplo de Alemania, donde la mortalidad entre los ancianos de residencias a causa del coronavirus ha sido una de las más bajas del mundo.

La posibilidad de contagio disminuye «de forma drástica» con pocos residentes, argumenta Gasalla, al tiempo que advierte del peligro de la «aglomeración» en los centros geriátricos porque contribuye a la rápida transmisión de todo tipo de virus, no solo de la COVID.

Considera, además, que las residencias deben ubicarse en zonas donde los mayores vivían antes de necesitar cuidados.

«Que no pierdan el contacto con su barrio, con las personas con las que ha convivido toda su vida», defiende Gasalla, junto a la proximidad a un centro de salud para que el residente pueda ir caminando o ser trasladado en silla de ruedas.

Se suma así a las voces de expertos sociosanitarios que definen las residencias como lugares para cuidar, no para curar. Argumenta que no deben ser «en ningún momento» centros hospitalarios, porque es «inconcebible» pensar que alguien quiera irse a vivir a un hospital.

A su juicio, la garantía asistencial en centros de salud y hospitales de referencia haría viable económicamente el modelo de residencia-hogar, debido al ahorro del gasto que supondría no tenerlas medicalizadas.
El propósito de cercanía lleva a soluciones muy diferentes según se trate de un entorno rural o urbano. En este último caso, ¿qué se puede hacer cuando el mayor ha vivido siempre en un barrio o en un centro urbano donde no hay terreno para construir?

Para esta socia de APRI, una opción es rehabilitar inmuebles o, incluso, una parte concreta del edificio, porque se trata de dar alojamiento a un número muy reducido de personas.

 

RESIDENCIAS DISEÑADAS PARA UNA VIDA SALUDABLE

Para que una residencia pueda contribuir al bienestar es muy importante, explica Rita Gasalla, que el interior se diseñe respetando los criterios de la arquitectura saludable, un concepto en el que lleva dos décadas trabajando.

«Es básico si tenemos en cuenta que pasamos más del 90 % de nuestra vida en espacios cerrados», considera. Por ello, frente a edificios que pueden enfermar a las personas debido a la toxicidad de sus materiales o a aislamientos deficientes, pone el foco en aquellos que se proyectan pensando en prevenir enfermedades.

El aire que circula dentro es un factor clave, destaca esta pionera en arquitectura saludable. Alude a investigaciones de la Universidad de Harvard, que señalan que la función cognitiva de una persona aumenta entre un 8 y un 11 % si se renueva de forma constante.

La instalación de purificadores contribuye a este propósito, al tiempo que reduce la carga viral y el riesgo de contagio, mientras que la colocación de plantas naturales va más allá de una cuestión decorativa porque también ayudan a depurar el aire.

La ausencia de ruido es otro factor determinante para una buena calidad de vida: «Sabemos que los espacios bien tratados acústicamente pueden reducir en más de un 60 % la medicación de los ancianos», argumenta.
Escaleras seguras para los mayores con movilidad son un ejemplo de lo que denomina «arquitectura de elección» porque, gracias a los elementos de seguridad y a diseños «apetecibles», el residente puede animarse a utilizarlas como alternativa al ascensor, menos saludable.

Aludiendo de nuevo a la tendencia en el centro y norte de Europa, Rita Gasalla defiende que los cuidadores no vayan uniformados y que sean siempre los mismos, para que se pueda formar algo parecido a una unidad familiar.

Si a todos estos requisitos se suma la posibilidad de implicar activamente a los residentes en actividades cotidianas, el centro se acaba convirtiendo –concluye- en un nuevo hogar para el anciano y aleja su dolorosa percepción de que se ha trasladado a la residencia «a esperar la muerte». EFE

Este artículo fue publicado originalmente en La Vanguardia:

https://www.lavanguardia.com/vida/20200731/482589849212/saludable-pequena-y-proxima-cuando-la-residencia-se-concibe-como-un-hogar.html

 

El futuro de las oficinas- La Sexta.

 
 

En La Sexta Noticias, junto a expertos de distintas ramas, nuestra CEO Rita Gasalla, fue consultada sobre el desafío de retornar a las #oficinas.

La conclusión es clara, estamos ante un cambio de paradigma: los #espacios, las medidas y los hábitos tendrán que ser #saludables.

Desde hace varios años en Galöw impulsamos esta transformación y la hemos llevado a la acción para clientes visionarios.

Para conocer más sobre nuestras soluciones para oficinas y espacios #CovidFree, visita: https://lnkd.in/gPKDSeE

La arquitectura del futuro tiene que ser saludable- Revista La vida en Rosa.

Aunque vayamos a los hospitales para que nos traten, ¿qué es lo primero que nos llama la atención al llegar allí? Para algunas personas puede ser el olor como a mí me ocurre, pero también la atmósfera, el ambiente, los colores. Cuando pasamos a planta, en las habitaciones, percibimos la presencia o la falta de luz, las características del espacio, etc.

Todos estos factores están pensados por arquitectos que, según su formación, han de darse cuenta de lo importante que son estos detalles, ya  que pueden convertir una experiencia complicada de por sí en un momento  casi agradable o en el horror absoluto. En los países anglosajones se habla de psicología medioambiental.

Por esta razón charlar con Rita Gasalla, CEO de  Galöw, la firma pionera de arquitectura saludable en España, me resultaba  muy interesante. Este encuentro, que abre nuevos horizontes, no me ha defraudado…

Leer el artículo completo

Cómo lograr que el teletrabajo y la salud vayan siempre de la mano- Mujeres&Cia.

Teletrabajo y salud

 

Estos días y por obvias razones, el teletrabajo ha tomado cada vez más relevancia. La pandemia del Covid19 ha puesto a profesionales y empresas a evaluar nuevas formas para mantener –en la medida de lo posible- su operatividad. Las medidas de distanciamiento social han transformado los hogares en los nuevos espacios laborales de muchas personas. Sin embargo, es una simplificación concebir esto como una relocalización del trabajo. Como ya han expuesto varios expertos en redes sociales y medios de comunicación, implica cambios de rutina, creación de hábitos, gestión de tiempo, manejo de tecnologías de comunicación y tanta adaptabilidad como fuerza de voluntad.

No obstante, todas esas conversaciones están dejando fuera un aspecto sumamente relevante: la disposición de los espacios y sus condiciones físicas importan, básicamente porque pasaremos toda nuestra “jornada laboral” en ellos y porque si no los adecuamos debidamente, pueden incidir negativamente en nuestro rendimiento, niveles de estrés y en nuestra salud.
El ruido, por ejemplo, puede llegar a reducir nuestra productividad hasta un 15%, y a niveles altos y constantes, puede producir estados crónicos de estrés y nerviosismo, además de elevar el riesgo de sufrir ataques cardíacos y derrames cerebrales. Por su parte, la luz tiene efectos muy importantes sobre nuestra función cognitiva, el rendimiento y el sueño. Y cómo no hablar de la ventilación y de la luz natural, que cumplen una función esencial en la eliminación de patógenos que se concentran en los espacios cerrados, algo que ahora más que nunca debería importarnos.

Rita ExteriorEn suma, son diversos los componentes que hacen de nuestro lugar de trabajo un espacio saludable –o no-, y van desde el mobiliario hasta el confort térmico, pasando por el confort acústico y lumínico, entre muchos otros. Por eso, como arquitecta y promotora del enfoque de Arquitectura Saludable, creo fundamental compartir algunos principios que implementamos en nuestros proyectos y obras de oficinas en las que el bienestar y la salud de los usuarios son una prioridad y que pueden ser aplicados en las viviendas. Desde luego, hay reformas estructurales que dadas las circunstancias no se pueden realizar ahora, sin embargo, otros cambios están en nuestras manos, son sencillos de abordar y tendrán efectos muy positivos.

Un buen punto de partida es procurar reservar un espacio solo para trabajar. Esto influye en la concentración y en que sea más llevadera la rutina. Conviene evitar que el dormitorio sea nuestro lugar de trabajo, y si no hubiera otra opción, nunca deberíamos trabajar sobre la cama. Es recomendable además cuidar la ventilación, y en cuanto finalicemos, sacar los dispositivos electrónicos fuera de la habitación. Todas estas medidas ayudan a no alterar nuestro descanso nocturno.
Además es conveniente aprovechar la luz natural y las vistas, si tuviéramos la suerte de tenerlas, ya que tienen un gran impacto en el rendimiento y en el estado de ánimo. Lo ideal en este sentido es tener el máximo de luz natural posible sin que deslumbre, porque produce fatiga y dolor de cabeza. Según la disposición de cada espacio, debemos evitar sentarnos de frente o de espaldas a las ventana, y permitir que la luz natural entre por la izquierda en caso de ser diestro y por la derecha si se es zurdo, dando prioridad al disfrute de las vistas.

Siempre tendremos que complementar la luz natural con iluminación artificial y ésta debe proporcionar una luz ambiente que evite que haya contrastes en nuestro campo visual. Nuestra concentración, estado de ánimo y sueño dependen de ello. Si contamos con una correcta iluminación, nuestra productividad puede incrementarse hasta un 5%. Para iluminar correctamente, podemos combinar la luz directa del flexo para trabajar en papel con una iluminación indirecta para trabajar con la pantalla.

Además de la luz, es primordial el confort acústico. Debemos buscar lugares silenciosos para trabajar y estimular conductas que respeten el silencio en particular si hay niños, pues como ya he mencionado antes, el ruido afecta poderosamente nuestra concentración, especialmente cuando desempeñamos tareas complejas. Cabe resaltar que el exceso de ruido o contaminación acústica, según la Organización Mundial de la Salud, se encuentra entre los cuatro factores medioambientales con mayor impacto en la salud, y puede producir trastornos psicofísicos, alteraciones del sistema inmunitario y como había comentado, enfermedades cardiovasculares.

Otra condición determinante en nuestra sensación de bienestar es el denominado confort higrotérmico, que tiene en cuenta tanto la humedad relativa como la temperatura. Sabemos que las condiciones térmicas y de humedad relativa, son el conjunto de parámetros que más impacta en nuestro rendimiento. Debemos intentar mantener nuestro espacio de trabajo a la temperatura de confort, entre los 20 y 22 grados centígrados y una humedad relativa entre 40 y 60%, con la ventaja de que esta humedad relativa no sólo es confortable, sino que según las últimas investigaciones, es la ideal para evitar que se propague el Covid-19 por vía aérea, aunque no impacta en el distanciamiento social ni en el lavado de manos.

No menos importante es el mobiliario. Como primera medida, es bueno recordar que la postura importa y mucho. Por eso, debemos intentar trabajar en una mesa de altura estándar, en sillas con ruedas, asiento regulable en altura, reposabrazos y respaldo reclinable -idealmente con soporte lumbar-. Si los muebles no son ergonómicos, debemos utilizar los que te permitan mantener una mejor postura. Para mantener la salud músculo-esquelética, debemos (y esta recomendación también es válida para cuando volvamos a la oficina) estirarnos regularmente y trabajar media hora de pié y media hora sentados. Un idea es aprovechar las llamadas te teléfono para mover las piernas.

Y como un toque adicional, si es posible, incluyamos plantas en el espacio de trabajo.No solo mejoran muchísimo la calidad del aire, porque aportan oxígeno, absorben CO2 y reducen los contaminantes del aire, sino que además impactan positivamente en nuestro bienestar mental.

Finalmente voy a permitirme citar a mi bisabuelo, que era médico, y solía decir que “donde entra el sol, no entra el médico”. Tenía razón, y no solo con relación a la entrada directa de los rayos UV que en sus frecuencias más bajas eliminan los patógenos sin dejar residuos, sino también en lo que se refiere a la ventilación, que debe ser la máxima posible e idealmente cruzada entre dos fachadas. La ventilación contribuye a eliminar los patógenos y las pequeñísimas partículas materiales que se concentran en los espacios cerrados, en los que los niveles de contaminación son habitualmente entre dos y cinco veces mayores que el aire del exterior. Suena a paradoja, pero es primordial en el confinamiento que el aire exterior entre en nuestros espacios.

Es claro que cada vivienda tiene diferentes posibilidades, por lo que probablemente se puedan tomar solo una parte de las propuestas aquí descritas para disponer de un puesto de trabajo ideal. Sin embargo, y de cara a la coyuntura que vivimos y a su incierta duración, la Arquitectura Saludable puede mejorar las condiciones de salubridad del teletrabajo, que pasada esta crisis será una forma de trabajo cada vez más habitual.

Son tiempos difíciles, sin embargo, para resistir el encierro preservando nuestra salud, es clave que interioricemos que no solo se trata de no contagiarnos del Covid-19. El mundo está cambiando y estamos aprendiendo a adaptarnos a él con más consciencia que nunca de que la salud y el bienestar son lo primordial.

Publicado previamente en portada de Mujeres&Cia 17/04/2020. https://mujeresycia.com/teletrabajar-sin-enfermar-teletrabajo/