La gran oportunidad de la energía solar en España, por Felipe Fernández Espejel

 

Paneles Solares

Vivimos en uno de los países más soleados de Europa. En España disfrutamos de unos 300 días de sol al año, unas 2.500 horas anuales. En el norte no se alcanzan esos valores medios, pero si nos situamos en el sur, algunas zonas superan las 3.000 horas anuales de sol.

 

España es un país privilegiado, un lugar idear para aprovechar los beneficios de la energía solar. Sin embargo, no estamos entre los mayores productores de energía solar en Europa, que son Alemania (38%) e Italia (17%). Nos adelantan también Reino Unido (11%) y Francia (7%). España ocupa el quinto lugar (5%).

 

Conscientes de que estamos desaprovechando una de nuestras grandes oportunidades para obtener energía de las renovables, en 2019 se promulgó la ley de autoconsumo RD 244/2019, que introduce numerosos cambios que incentivan la producción de energía solar:

 

✅ Se eliminan las tasas en la generación fotovoltaica (el famoso “impuesto al sol”, que penalizaba el autoconsumo eléctrico).

✅ Hay una redefinición de la compensación de excedentes. Si tus paneles solares generan más energía de la que consumes, esta es vertida a la red eléctrica y la compañía comercializadora la descuenta de la factura, aunque con un precio más bajo que el de venta de la compañía.

✅ Se permite el autoconsumo compartido (comunidades de vecinos y asociaciones).

✅ Se eliminan los límites de potencia de las instalaciones fotovoltaicas (anteriormente no se podía sobrepasar la potencia contratada).

✅ Producción de terceros. Se autoriza el alquiler de tajeados para que terceros generen electricidad y se compartan los beneficios.

 

A raíz de la pandemia, en Europa se formaliza el Plan de Recuperación para Europa, NextGenerationEU, que tiene entre sus grandes objetivos la descarbonización de nuestra economía.

Para ello, el Gobierno, el 29 de junio de 2021 promulga el Real Decreto 477 por el que se aprueba la concesión directa de ayudas para la ejecución de diversos programas de incentivos ligados al autoconsumo y al almacenamiento con fuentes de energía renovables. La concesión de las ayudas de este Real Decreto permite a las Comunidades Autónomas destinar los créditos correspondientes a los destinatarios últimos previstos en el mismo. A partir del mismo, cada Comunidad debe regular dichas ayudas.

 

En Madrid, la Comunidad comunicó el viernes 5 de noviembre que otorgaría ayudas de hasta 3.000 euros para la colocación de paneles solares. El 8 de noviembre la Fundación de la Energía de la CAM anunció que gestionará 87.349.111,30 € en ayudas para la realización de instalaciones de autoconsumo y almacenamiento de energía, destinadas a particulares, empresas y edificios públicos, así como para la instalación de sistemas térmicos renovables en el sector residencial. La cuantía de las ayudas estará determinada en función de la potencia instalada, las características técnicas de cada instalación y la naturaleza del beneficiario.

En el caso de la implantación de autoconsumo fotovoltaico, los incentivos alcanzan los 600 €/kWp, para actuaciones en el sector residencial y los 1.000 €/kWp, para administraciones públicas y tercer sector. La incorporación de sistemas de almacenamiento en instalaciones existentes está subvencionada con ayudas de hasta 490 €/kWp.

 

Además, el pasado 6 de octubre se publica el Real Decreto 19/2021, en el que se modifica la ley 49/1960 de Propiedad Horizontal, cambiando las reglas para acuerdos de las Juntas de Propietarios en lo tocante a la instalación de paneles fotovoltaicos: la aprobación será por mayoría y el propietario disidente estará obligado al pago y el coste de estas obras, que tendrán la consideración de gastos generales.

Hay además otras ayudas para la instalación de paneles solares que pueden ser muy interesantes:

  • Bonificaciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). En Madrid, bonificación del 50% en la cuota del impuesto durante 3 años a contar desde el otorgamiento de la calificación definitiva, siempre que se solicite en el mismo año de la calificación.
  • Bonificaciones del ICIO (impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras). La Comunidad de Madrid ha informado que se elimina la obligación de pedir licencia de obra para la instalación de paneles fotovoltaicos.
  • Deducciones del IRPF. Entre las medidas urgentes contempladas en el Real Decreto-Ley 19/2021 se encuentra deducciones del IRPF, que varían entre un 20% y un 60%, por instalación de placas solares u otras energías renovables en viviendas, con unos límites para cada caso.
  • Ayudas autonómicas puntuales.

Los beneficios que tiene para el planeta el uso de la energía solar, son evidentes. Pero, ¿cuánto nos podemos ahorrar nosotros si colocamos paneles fotovoltaicos en nuestra casa? ¿Merece la pena colocarlos?

Viendo la escalada de precios del gráfico de abajo, parece claro que sí. Y el gráfico no actualiza la escalada de precios de diciembre, que ha sobrepasado ya los 400 euros/kw/h.

No hay texto alternativo para esta imagen

Pero, además, hay que tener en cuenta varios aspectos:

1.- Eficiencia de los paneles. A mayor eficiencia, mayor generación. Depende de varios factores:

  • Fachada en la que se coloquen.
  • Inclinación respecto a la horizontal.
  • Tipo y antigüedad del panel. Con el tiempo, pierden eficiencia. A mayor calidad, menor pérdida.
  • Condiciones meteorológicas: nubes, temperatura…

2.- Hábitos diarios.

  • Cuanta más demanda eléctrica coincida con las horas de sol, más rentable es la instalación, porque no se usarán KW de la red, sino de los generados.
  • Conexión de elementos de movilidad durante el día: coches, motos, bicis, patinetes…
  • Conexión de electrodomésticos durante el día: horno, lavadora, lavaplatos, cocina vitrocerámica, microondas …

3.- Energía generada por los paneles. Hay diversos elementos que necesitan mucha energía ( coches eléctricos, horno,…) y cuyo consumo puede durar varias horas. Ese tiempo debe hacerse coincidir con las horas de mayor generación de los paneles.

4.- Almacenamiento de la energía. Actualmente, las baterías son muy caras y difíciles de amortizar, pero están evolucionando muy rápido y los precios acabarán bajando en unos años. El grafeno es el gran esperado. Aislante, superconductor, flexible, transparente, inagotable, es el material del futuro.

 

Resumiendo, el ahorro con la instalación de los paneles solares, es significativo, pues se produce por varias vías:

  • Energía generada por los paneles y que no consumes de la red. Hay que tener en cuenta que actualmente el KWH está casi a 0.40 euros/kwh.
  • Energía generada y no consumida, vertida a la red, y que la comercializadoras está obligada a comprar, aunque a un precio sensiblemente inferior al de venta.
  • Subvenciones directas a la instalación, a través de las CCAA, por la regulación del Real Decreto 477.
  • Bonificaciones municipales en el ICIO y en el IBI.

Es una cuestión de ahorro y de supervivencia en un escenario de cambio climático irreversible.

La energía solar fotovoltaica desempeñará sin duda un papel central en una nueva economía energética sostenible, 100% descarbonizada, que utilice además otras fuentes de energía renovables como la eólica y la hidroeléctrica.

 

Artículo publicado con anterioridad en LinkedIn

Qué es la neuroarquitectura y cómo puede mejorar tu vida.- Artículo de Rita Gasalla en Elle Decor

 

Rita En Elle Decor 2

Uno de los grandes aprendizajes que nos está dejando la pandemia es que el entorno en el que vivimos y trabajamos influye en nuestra salud, nuestro estado de ánimo y nuestra productividad.

¿Qué es lo que pasa en nuestro cerebro cuando día tras día tenemos que movernos en ciertos espacios cerrados? ¿Qué reacciones provocan los diferentes colores, proporciones, las vistas, la iluminación, la calidad del aire o los sonidos?

Hoy podemos responder a estas preguntas gracias a la neuroarquitectura. Podemos incluso saber cómo impactarán los espacios que estamos proyectando en las personas que los van a ocupar antes de su construcción. Esto importa ya que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), nos pasamos de promedio el 90% de nuestra vida en espacios cerrados. Nuestro entorno, el más próximo de nuestras viviendas u oficinas, y el más amplio de nuestros barrios y nuestras ciudades, impacta en nuestra salud y procesos cognitivos. Está probado, por ejemplo, que tener zonas verdes próximas reduce los niveles de cansancio mental y estrés y aumenta nuestro bienestar.

La neuroarquitectura es un área de la arquitectura que, con datos y evidencias científicas en mano, analiza de forma objetiva y sistemática cómo los espacios construidos modifican nuestras emociones y nuestras capacidades. Su objetivo es construir espacios que mejoren la productividad y el bienestar de las personas. Esta disciplina, traslada las sensaciones que nos provocan los espacios a datos medibles, lo que nos permite analizar desde el punto de vista científico qué nos provocan los espacios construidos y buscar soluciones utilizando herramientas médicas e innovaciones tecnológicas.

Artículo completo publicado en Elle Decor el 24 de enero de 2022.

Leer en Elle Decor Italia

 

Balance 2021 y previsiones para el 2022.- Entrevista a Rita Gasalla en Ecoconstrucción

 

 

 

 

Entrevista Ecoconstrucción

 

Entrevista a Rita Gasalla, CEO de Galöw Arquitectura Saludable en Ecoconstrucción (12 enero 2022).

 

¿Cuáles han sido los hitos principales del sector en 2021?

Este ha sido un año intenso para el sector de la construcción, pero si hay que hablar de un hito, creo que podemos señalar al cambio de paradigma que la pandemia ha impulsado en nuestro campo, por la necesidad de protegernos, de vivir y trabajar en espacios seguros y confortables.

Hemos entendido que necesitamos la arquitectura saludable, espacios ventilados, luminosos, sin ruidos, seguros, flexibles, accesibles, con vistas…Pasamos entre el 80% y el 90% de nuestras vidas en espacios cerrados y, por lo tanto, el impacto que tienen en nuestra salud mental y física es determinante.

Una de las mejores noticias del año han sido los fondos europeos Next Generation que están impulsando la rehabilitación e imponiendo el cambio a la sostenibilidad, accesibilidad y digitalización. Estos fondos abren un nuevo horizonte transformador hacia la arquitectura saludable, que es la arquitectura del futuro porque además de ser social es rentable.

¿Y de su organización?

En el caso de nuestra empresa, Galöw Arquitectura Saludable, trabajamos e investigamos desde hace más de 20 años en mejorar el bienestar de las personas en los espacios que habita.

Al pensar en el bienestar físico y mental de las personas, estamos protegiendo no solo al individuo, sino también a las familias, a las empresas, a la sociedad en su conjunto y, por supuesto, a la economía.

En el caso de los espacios de trabajo y hoteles, nuestra especialidad, el objetivo es conseguir que los empleados y clientes se sientan confortables, inspirados, seguros y tranquilos en unas instalaciones que van mucho más allá del cumplimiento de los requisitos sanitarios, y que mejoran la productividad, garantizan la continuidad operativa y, con ello, la sostenibilidad de las empresas.

Las subvenciones con cargo a los fondos Next Generation están impulsando como decía antes, los proyectos y obras sostenibles y saludables, y nosotros, desde Galöw, ayudamos a empresas y particulares a solicitar y gestionar esas ayudas.

Durante 2021  nos han demandado especialmente la aplicación de los principios de la Neuroarquitectura en el diseño de los espacios de trabajo, con los que, basándonos en evidencias científicas, mejoramos el bienestar mental de las personas, su concentración y su productividad. Tener esa sensación de serenidad, reducir el estrés y sacar el máximo partido posible a nuestro trabajo intelectual se ha hecho más necesario y relevante en las circunstancias que vivimos.

La salud mental precisamente es uno de los grandes retos a los que se enfrenta la sociedad actual y en este terreno la arquitectura saludable y la neuroarquitectura tienen mucho que aportar, y hoy son mucho mejor comprendidas en toda su dimensión.

¿Cuáles cree que serán las tendencias para 2022?

La salud y el bienestar de las personas van a seguir encabezando la lista de prioridades de familias y empresas. El nivel de alerta por la pandemia irá variando con el paso del tiempo, y esperemos que se disipe la preocupación colectiva lo antes posible. Pero debemos extraer una enseñanza clave: los edificios que construyamos o reformemos han de ayudarnos a ser más resilientes ante nuevas situaciones de emergencia y salud pública en el futuro.

La arquitectura saludable no es una moda pasajera. Nunca lo fue. Así es que, en 2022, seguiremos proyectando y construyendo espacios cada vez más innovadores y saludables; que fortalezcan el sentido de pertenencia a las organizaciones; más flexibles; capaces de albergar distintas actividades y usos en sus espacios; accesibles e integradores; sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030

Muchos de ellos están en nuestro ADN, los vivimos en el día a día de nuestro trabajo.  Empezando por el número 3, que se refiere a la salud y el bienestar, para garantizar una vida sana y promover el bienestar de las personas. El ODS 6 sobre el agua limpia y saneamiento, para garantizar la calidad del agua que consumimos es fundamental para evitar enfermedades; el 7, sobre energía asequible y no contaminante; el 11, referido a ciudades y comunidades sostenibles…Todos esos objetivos están en nuestra hoja de ruta, en el desarrollo de nuestros proyectos y en la ejecución de nuestras obras nuevas o de rehabilitación.

Nuestro propósito para este año es seguir avanzando en esta senda, aplicando criterios científicos y los estándares más avanzados e innovadores que nos permitan seguir buscando la excelencia en el bienestar de nuestros clientes y de la sociedad en su conjunto.

 

Entrevista publicada el 12 de enero de 2022 en Ecoconstrucción.